FIXOLITE S.A. - Rue Vandervelde 170, 6230 Thiméon, Bélgica - Tel : +32 71 25 87 90 - Email : info@fixolite.be

Huella de carbono del aislamiento

Es importante tener en cuenta que la huella de carbono de los materiales aislantes depende de varios factores, entre ellos 

  • el proceso de fabricación, 
  • la vida útil del material, 
  • eficiencia del aislamiento 
  • y el final de la vida útil del material. 

No obstante, he aquí una comparación general de la huella de carbono de algunos materiales aislantes habituales:

Aislamientokg CO2 eq/m² para R=5Espesor (cm) para R=5
Lana de vidrio5-1523
Poliestireno expandido (EPS)10-2518
Lana de roca5-2524
Fibra de madera25-7525-27 (dependiendo de la densidad)
Lana de oveja5-2525
Corcho expandido025
Guata de celulosa10-4024
  1. Lana de vidrio La lana de vidrio tiene una baja huella de carbono debido a su larga vida útil y su eficacia aislante. Sin embargo, la producción de lana de vidrio puede requerir mucha energía.
  2. Poliestireno expandido (EPS) El EPS es un material aislante muy eficaz, pero su fabricación requiere hidrocarburos y libera gases de efecto invernadero. No es biodegradable, pero puede reciclarse. Como subproducto del petróleo, es muy económico y no requiere extracción de petróleo.
  3. Lana de roca La lana de roca tiene una huella de carbono similar a la de la lana de vidrio. Se fabrica a partir de roca basáltica y residuos industriales reciclados, lo que puede reducir su huella de carbono.
  4. Fibra de madera En general, se considera que el aislamiento de fibra de madera tiene una baja huella de carbono porque se fabrica con materiales renovables y tiene una buena eficacia aislante.
  5. Lana de oveja La lana de oveja es un material aislante natural y renovable, por lo que su huella de carbono es relativamente baja. Sin embargo, la ganadería ovina puede contribuir a las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que debe tenerse en cuenta.
  6. Corcho expandido El corcho es un material aislante natural y renovable con una baja huella de carbono. Además, los alcornoques absorben CO2 cuando vuelve a crecer su corteza, lo que puede ayudar a compensar las emisiones.
  7. Guata de celulosa La guata de celulosa se fabrica a partir de papel reciclado, lo que le confiere una baja huella de carbono. Además, aísla bien y es biodegradable al final de su vida útil.

También es importante señalar que la huella de carbono de un material aislante no debe ser el único criterio de elección. La eficiencia del aislamiento, la durabilidad, la resistencia al fuego, el impacto en la calidad del aire interior y el coste son también factores importantes a tener en cuenta.

Sin embargo, todos estos materiales tienen un impacto positivo neto gracias al ahorro energético que suponen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *